Nos encontramos ante una obra de alto contenido visual, en donde se mezclan historias reales, y a veces ficción, en el día a día de una clínica veterinaria, con ilustraciones realizadas con gran maestría por nuestro dibujante. El objetivo de esta obra consiste en poner en valor la profesión de los veterinarios y sus auxiliares o ATV. Es muy común que en la visita de la mascota a una clínica, el veterinario se encuentre ante situaciones de sorpresa y también porque no decirlo, de cierta comicidad, en algunas ocasiones protagonizados por los propietarios de las mascotas, incluso más que por los propios animales, que al fin y al cabo solo son protagonistas a la fuerza de todo lo que en una clínica acontece, unas veces para mal y casi siempre para bien.La obra se acompaña con litografías realizadas a un tamaño de 42x29,7 cm que sirven para decorar una clí nica con alegorías claras hacia las mascotas y los facultativos de la clínica. En todos los casos el objetivo de la obra tanto en su parte escrita como en la gráfica, busca ilustrar de un modo desenfadado a las mascotas, y tiene un objetivo final de poner en valor la figura del Veterinario y su contribución a la sociedad debido a las importantes funciones que desarrollan no solo para la salud de los animales, si no para la salud de las personas. La obra consta de unas 120 páginas de papel de alto gramaje, tapa dura y unas 20 ilustraciones.

ALGUNAS DE LAS LAMINAS DEL LIBRO, QUE SON ENTREGADAS EN FORMATO 42 x 29,7 cm 

Cada libro lleva incluida una lámina, en serie limitada, dibujadas por el artista, Piter Saura.